Publicidad.

James Rodríguez y su ausencia contra Borussia Dortmund: se armó nueva ‘novela’ en Alemania.

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

James Rodríguez no jugó en la goleada de Bayern Múnich por 5-0 a Borussia Dortmund por la Bundesliga. En Alemania, los medios especulan si esto puede significar el inicio de una nueva crisis para el colombiano.

El volante colombiano no jugó el sábado pasado con Bayern Múnich y nuevamente se especula sobre las dudas que existen sobre la compra sus derechos deportivos.

La semana empezó con el empate contra Friburgo en la jornada anterior, 1-1, con lo que los bávaros fueron desplazados por el Dortmund del primer lugar. Luego vino un partido loco en la Copa de Alemania que al final el Bayern ganó por 5-4 ante el Heidenheim, equipo de la segunda Bundesliga.

En ese partido, cuando el Bayern volvió del descanso perdía 1-2 y el técnico Niko Kovac hizo cambios para tratar de darle la vuelta. Uno de los sacrificados fue James.

Contra Dortmund el colombiano estuvo noventa minutos en el banquillo y al final nadie le preguntó a Kovac por qué no había jugado. Cuando uno gana por 5-0 un partido que puede llegar a ser el más importante del año rara vez alguien pide explicaciones.

Kovac, en el centro del campo, apostó por Javi Martínez, en busca de estabilidad defensiva, y por Thiago Alcántara y Thomas Müller a quienes les encomendó, además de labores ofensivas, presionar la salida del Dortmund.

Sobre las relaciones entre Kovac y James se ha dicho mucho. Hay dos cosas que el entrenador croata aprecia especialmente en sus jugadores: la disciplina defensiva y la velocidad.

Esas dos características no están entre las principales virtudes de James, aunque sin duda tiene otras que Kovac hasta el final del primer tiempo contra el Heidenheim parecía haber aprendido a apreciar.

El futuro de James en el Bayern se decide en los próximos meses cuando la cúpula del club deberá dilucidar si hace uso de la opción de compra, por 42 millones de euros, que tiene sobre el colombiano.

El precio, sin embargo, si se miran las cifras que se manejan en el mercado, a muchos les parece una ganga.

El presidente Uli Hoeness ha asegurado que la decisión final será de Kovac. “No necesito un jugador que el entrenador no necesite”, dijo Hoeness que tampoco parece propenso a gastar 42 millones por alguien que no es titular fijo.

Hasta hace poco la situación de James parecía haberse despejado. Se había asentado en la titularidad y los tres tantos marcados en la goleada por 6-0 ante el Maguncia hicieron pensar que eso le daría definitivamente estabilidad y confianza.

La eliminación en la Liga de Campeones ante el Liverpool, en dos partidos en los que Müller estuvo ausente por sanción, el empate ante el Friburgo y el primer tiempo ante el Heidenheim parecen sin embargo haber cuestionado la posición del colombiano.

En principio, James compite con Müller por la posición en la media punta y ahí se enfrenta a varios obstáculos. Müller es un símbolo del club y además Robert Lewandowski reclama su titularidad. De hecho el polaco juega mejor cuando Müller está en el campo.

Cuando juegan James y Müller juntos también se ven favorecidos los dos pues se abren espacios mutuamente. Pero eso implica el sacrificio de uno de los dos extremos, Serge Gnabry o Kingsley Coman, y un cambio de esquema.

Cada partido será importante, al margen de la fortaleza que tengan los rivales sobre el papel. De hecho, en esta temporada, el Bayern se ha dejado puntos justo ante rivales claramente inferiores.

James muy probablemente tendrá sus oportunidades pero los jugadores que empezaron el partido ante el Dortmund hicieron todo para ganarse sus puestos. James, en cambio, tendrá que luchar por volver a ser titular.

Fuentes: Gol Caracol

Share.

Comments are closed.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com