Publicidad.

En Ibagué se reúnen las tradiciones culturales de toda Colombia

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El Carnaval de Negros y Blancos de Pasto, el colorido Carnaval de Barranquilla, el joropo de los llanos orientales y los matachines del Tolima se unen en un solo lugar: el Festival Folclórico Colombiano. 

Unas fiestas que, a diferencia de las muchas otras que se celebran en el país, no solo muestran los bailes típicos de la región del Tolima, sino que reúnen las tradiciones culturales de toda Colombia.

“En un solo espacio, que es Ibagué, cabe Colombia entero. Pero, además, hay un cambio de saberes folclóricos y culturales con otros países”, comenta Cristina Prada, secretaria de Cultura Municipal. 

Este año participarán 10 delegaciones internacionales, entre ellas China, lo que convierte a las fiestas en “una excelente vitrina para mostrar toda la diversidad cultural que tiene nuestro país”, agrega Prada.

Serán 150 actividades culturales que se distribuirán por toda la ciudad. Desfiles, tablados populares, muestras gastronómicas y reinados inundarán de música y sabor las calles de la capital musical de Colombia.

Para esta edición habrá un reinado municipal, departamental y un certamen internacional. “No escogemos a la niña más linda que está en el evento, sino a la que interprete mejor los aires de su región, por eso, el 50% de la calificación corresponde a la representación de folclor y cultura”, explica Betty García Ramírez, presidenta de la Corporación Festival Folclórico Colombiano.

El Festival Folclórico Colombiano nació hace 60 años a raíz de la violencia que vivía el país, especialmente el departamento del Tolima

Agrega, también, que las ganadoras serán las encargadas de rescatar los valores culturales y artesanales del país

Entre los eventos más destacados se encuentran el día del tamal, el día de la lechona, el día del sombrero y el desfile de San Juan. Todos estos hacen parte de un espectáculo multicolor que tiene como eje el baile y la cultura. 

“El Festival Folclórico Colombiano nació hace 60 años a raíz de la violencia que vivía el país, especialmente el departamento del Tolima. En ese entonces se hizo un acuerdo municipal para que la fuerza pública no acompañara las fiestas, porque se quería mostrar que se podían llevar a cabo en paz”, puntualiza García. 

Esa es una de las razones por las que estas festividades son patrimonio cultural y artístico de la nación. Así que, fuera de las riquezas naturales que ofrece el departamento, estas fiestas pueden ser la excusa perfecta para recorrerlo y bailar desde el sanjuanero hasta el currulao. 

Fuente: El Tiempo

Share.

Comments are closed.