Publicidad.

¿Por qué no hubo fotos de la llegada de Andrés Felipe Arias a Colombia?

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

A diferencia de lo ocurrido el pasado 25 de junio con David Murcia Guzmán, la llegada de Andrés Felipe Arias estuvo rodeada de hermetismo y poco despliegue mediático de Migración Colombia.

El exministro de Agricultura llegó sobre las 8:20 a.m. del viernes a un hangar de la Policía, en un vuelo chárter y escoltado por agentes estadounidenses.

“Tras realizarse el procedimiento de control migratorio y la verificación correspondiente, el exministro Andrés Felipe Arias quedó a disposición de las autoridades correspondientes”, fueron las únicas indicaciones del escueto comunicado publicado por la oficina migratoria.

La falta de material fotográfico y el escaso cubrimiento sorprendió a medios y ciudadanía. De acuerdo con la oficina de prensa de entidad, el procedimiento de Arias se realizó solo con dos de sus funcionarios, quienes por sus obligaciones de procedimiento migratorio no tuvieron la posibilidad de realizar el registro.

Sin embargo, según la revista Semana, la prudencia con que se manejó la información fue producto de la prudencia con que el Gobierno quiso manejar este caso en especial.

“El Gobierno de Iván Duque, afín a la causa de Arias, decidió cambiar los usuales protocolos y no se tomaron fotografías del momento en que el exministro pisó suelo colombiano. (…) Al llegar a una unidad de la Policía Migración Colombia, como suele suceder, no tomó las fotografías que suele difundir a la prensa. El Gobierno manejó el tema con total prudencia”, reveló el medio nacional.

Arias llegó al país por solicitud de la Corte Suprema de Justicia, que lo condenó en 2014 a 17 años de cárcel y una multa de más de 15 millones de dólares por irregularidades en el programa Agro Ingreso Seguro.

El exfuncionario llegó a EE.UU. poco antes de ser condenado y solicitó asilo político, pero su extradición fue pedida por el Gobierno de Juan Manuel Santos, por lo que fue detenido primero en 2016 y luego en 2017.

Aunque su defensa intentó argumentar que era un perseguido político, la justicia estadounidense desestimó el reclamo y dio vía libre a su deportación.

Fuente: El Universal

Share.

Comments are closed.