Publicidad.

‘Desgatificando’ mitos

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

En la Edad Media se les acusó de ser ayudantes y cómplices de brujerías, razón por la cual se les atribuía la mala suerte y, al igual que las brujas, fueron víctimas de exterminio. Hoy en día se ven en películas, series o dibujos animados, y hay quienes conservan esas supersticiones y los estigmatizan; de hecho, es más difícil que un gato negro sea adoptado. En los últimos años se han hecho campañas contra el estigma, incluso hay día del gato negro, el 17 de agosto.Siete vidas

Existen dos refranes populares: ‘tiene más vidas que un gato’ y ‘la curiosidad mató al gato’. Es por esta última cualidad que suelen meterse en problemas serios, de los cuales misteriosa y afortunadamente logran salir ilesos. Sin embargo, no es por contar con siete vidas, como suele decirse, sino por ser animales hábiles, inteligentes y contar con una estructura anatómica favorable, además de correr con suerte y tener cerca personas dispuestas a rescatarlos.Gatos vs leyes de la física

Los gatos son animales extremadamente ágiles. Ello les permite que al momento de una caída su cuerpo y sus extremidades roten y puedan caer siempre de pie. Gracias a que tienen una estructura ósea particular, su cuerpo gira de manera independiente de sus extremidades y así logran amortiguar caídas de aproximadamente un metro de altura, incluso cuando son arrojados boca arriba. Por favor, no lo intenten en casa.Intolerancia a la lactosa

La lactosa es un azúcar que se encuentra en la leche de casi todos los mamíferos. Es la encargada de proporcionar los carbohidratos y el calcio que el minino necesita en edades tempranas. Ya en la adultez, los gatos, por carecer de lactasa –enzima que ayuda a digerir la lactosa–, son intolerantes a la leche y esta puede, en la mayoría de los casos, producirles diarrea. Si el gato tiene una dieta adecuada, no necesitará leche y los líquidos necesarios los obtendrá principalmente del agua.Dios gato

Si nuestra mascota es un minino, es muy probable que él sea el rey de la casa, y con justa razón, ya que en la antigüedad el gato era considerado como una deidad. En Egipto, a los gatos, por ser parientes muy lejanos del león y hacer parte de la familia de los felinos, se les vinculaba con Ra, el dios del sol, permitiéndoles tener réplicas en templos y pirámides como símbolo de protección. Adicionalmente, existió la diosa Bastet, que se representaba con cabeza de gato o león y era considerada como representación de la belleza, la fecundidad, el calor y la energía del sol, pero también se le otorgaba el carácter misterioso, muy común de los gatos, de la luna y la noche.

Fuente: El Tiempo

Share.

Comments are closed.