Publicidad.

Genfar admite que en Cúcuta y Tumaco había Tramadol en cajas de Albendazol

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Según Genfar, el cruce de medicamentos no se dio durante el proceso de fabricación, empacado y trámite logístico de la compañía. Se adelantan investigaciones.

Genfar, a través de un comunicado, se refirió este lunes a las denuncias de fallas en medicamentos que habrían sido confundidos en los empaques y decidieron, por voluntad propia, “recuperar todas las unidades de Albendazol y Tramadol que se encuentran en el mercado y añadir un sello de seguridad a las nuevas unidades de estos dos productos, con el fin de evitar cualquier manipulación indebida en la cadena después de la comercialización”.

En diálogo con Mañanas BLU, Ricardo Salazar, director de asuntos públicos de Genfar, aseguró que la retirada de los lotes se debe a un asunto de prevención, que, según aseguró, nada tiene que ver con el terrible caso de los menores muertos en Bogotá por “fallas en la dispensación”.

“El caso de Bogotá, que es muy lamentable, tal como Cruz Verde ya lo ha manifestado en su investigación, correspondió fue a una dispensación errónea en la cual, ante una formulación de Albendazol, entregaron unidades de Tramadol”, insistió.

“En el caso de Bogotá no existió una situación en la cual existiera un empaque que no corresponde al contenido. Este caso corresponde a un proceso erróneo 0020 en la dispensación del medicamento”, agregó.

Caso Tumaco y Cúcuta

Salazar admitió que en el municipio de Tumaco, en Nariño, y en la ciudad de Cúcuta, en efecto, sí hubo un cruce y una confusión de empaques entre Albendazol y Tramadol, pero que esto no ocurrió durante el proceso de fabricación, empacado y trámite logístico de la compañía.

Precisó que las investigaciones han determinado que las presuntas confusiones no se han originado ni durante la fabricación ni en el empacado y menos en el proceso logístico de Genfar. Señaló, además, que los sustentos han sido presentados a las autoridades y que han estado prestos para todos los procesos.

“En el caso de Cúcuta y Tumaco hay clara evidencia que dentro de cajas de Albendazol fueron encontrados frascos de Tramadol. Allí ocurrió una situación en la que no se encontraba el producto correcto, por lo tanto, hicimos una investigación dentro del proceso de fabricación y empaque y nos dimos cuenta que los dos productos son producidos en plantas completamente diferentes y en momentos de producción distintos”, dijo.

En ese sentido, aseguró que hay probabilidades del 100 por ciento que “dentro del ámbito de control de Genfar no pudo darse ese cambio del uno por el otro dentro de las cajas”.

Asimismo, explicó que el Albendazol es producido en una de las plantas de Cali, mientras que el Tramadol es producido en las plantas de Villa Rica, Cauca, en dos procesos de producción completamente diferentes.

Preguntado por las razones por las que entonces estos productos se cruzaron, Salazar mencionó que todo hace parte de la investigación “exhaustiva” por parte del Invima.

“Aparentemente, hay una manipulación indebida en la cadena, dado que tenemos que identificar que una vez sale el medicamento del control de Genfar, se dan múltiples plazos y tenemos que lograr que Invima pueda establecer estos asuntos”, añadió el especialista.

La decisión, por lo tanto, según lo expresa la empresa farmacéutica, se da “honrando el compromiso de cuidar de la salud de los colombianos y apoyar el control de la salud pública”.

Fuente: BluRadio

Share.

Comments are closed.