¿Qué es la Misofonía?

Destacadas, GENERAL

FOTO: AFP

También conocida como sensibilidad selectiva del sonido, la misofonía es una respuesta emocional muy fuerte a un sonido.

Hay tres respuestas tipo: disgusto, ansiedad e ira, aunque la última es la más predominante.

La reacción más frecuente suele ser una liberación de adrenalina muy alta, se acelera el ritmo cardiaco y las respiraciones se vuelven muy frecuentes y poco profundas. Se puede incluso llegar a sentir temblores, sudoración y picazón.

Entornos de trabajo como las oficinas de espacios abiertos suelen ser un campo minado de desencadenantes para las personas con misofonía.

El crujido que se produce cuando los dientes rompen la piel de la fruta resulta insoportable para esta británica de 28 años.

“O me voy o tengo que taparme los oídos. Simplemente no puedo escucharlo”, asegura.

“Me deja realmente angustiada. Mi cuerpo siente que hay un peligro y tengo que irme o protegerme”.

Margot tiene misofonía, una disfunción cerebral que hace que los sonidos comunes produzcan una respuesta emocional intensa, como pueden ser la ira, el pánico, el miedo o la angustia.

Misofonía: la enfermedad que hace que los sonidos del día a día resulten insoportables

En las personas con esta afección, la parte del cerebro que une los sentidos con las emociones, la corteza insular anterior, se encuentra muy activa y está conectada a otras partes del cerebro de una manera diferente a la de personas sin esta condición.

Los sonidos relacionados con la comida (masticar, sorber, tragar) son los más molestos.

También para Noel, que no soporta el ruido de alguien masticando papas fritas, un susurro, el clic de un bolígrafo o cuando teclean en una computadora.

No suele decir a la gente que tiene misofonía porque no todo el mundo se muestra muy empático, confiesa. Espera que la medicina avance lo suficiente como para encontrar tratamiento, pero lo que realmente le gustaría es que la gente supiera más de esta condición y se mostrara más comprensiva.

Deja un comentario