Publicidad.

Farmacéuticas pactan con afectados por opiáceos en EE. UU.

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Distribuidores y fabricantes de estos fármacos llegaron a un acuerdo para indemnizar a víctimas.

Según información emitida por una de las partes, este acuerdo compromete a dos condados del estado de Ohio (Cuyahoga y Summit), que lideran las demandas, y se pactó en 260 millones de dólares, pero, según la misma fuente, podría multiplicarse, en términos de miles de millones de dólares, en razón de que son 2.700 comunidades, afectadas por las muertes derivadas de los abusos de estos productos, las que han presentado acciones judiciales similares.

Este arreglo involucró a Cardinal Health, Amerisource, Bergen y Mckesson Corp., tres de los principales distribuidores de medicamentos de Estados Unidos, y a Teva Pharmaceuticals, un laboratorio israelí que fabrica medicamentos genéricos, entre ellos este tipo de analgésicos.

La única empresa que se abstuvo de plegarse a este pacto fue la cadena de farmacias minoristas Walgreens, la cual se enfrentará a un juicio, en una fecha que se anunciará próximamente, y que de llevarse a cabo, sería el primero de una serie de pleitos contra fabricantes, distribuidores y farmacias para que respondan por el costo económico que ha generado la llamada crisis de los opioides en el país del norte.

Proceso que crece

Si bien este arreglo compromete a cuatro responsables, en principio estaban acusadas otras seis, de las cuales algunas ya habían llegado a acuerdos extrajudiciales con los demandantes, como Johnson y Johnson, que a comienzos de octubre había pagado 20,4 millones de dólares de compensación a estos condados debido a que Ohio es uno de los estados que más muertos han aportado en esta crisis, fallecimientos que alcanzan los 46 por cada 100.000 habitantes.

El acuerdo logrado ayer está lejos de los 8.000 millones de dólares, que pretendían los demandantes; sin embargo se trata de un paso en una ruta que, de acuerdo con algunos juristas norteamericanos, no tiene reversa. Con respecto a los montos, según informó Hunter Shkolnik, abogado del condado de Cuyahoga, los tres distribuidores se comprometieron a pagar 215 millones de dólares, mientras que Teva desembolsará 20 millones de dólares en efectivo y 25 millones en Suboxone, un fármaco utilizado para contrarrestar la adicción de los opioides. De acuerdo con el jurista, esto no aborda todas las causas, sino que resuelve solo el caso del estado de Ohio.

Epidemia mortal

Estas demandas tienen como fundamento las acusaciones que se hacen contra la industria farmacéutica, de engañar a consumidores y pacientes, al publicitar medicamentos narcóticos con mensajes que atenúan sus riesgos, no clarifican efectos colaterales ni los clasifican como potencialmente mortales.

De igual forma, se acusa a las farmacias y distribuidores de no detectar ni detener pedidos sospechosos y de favorecer un mercado por fuera de las prescripciones, lo que ha convertido esta situación en un problema de Estado.

De hecho, de acuerdo con las autoridades de salud de Estados Unidos, la adicción a los opioides ha causado en dicho país 400.000 muertes entre 1997 y 2017.

Un estudio divulgado la semana pasada estimó que la epidemia de adicción a los opioides ha arrasado con 631.000 millones de dólares de la economía norteamericana, solo entre 2015 y 2018. Según el informe de Society of Actuaries, solo este año, dicho costo podría alcanzar los 214.000 millones de dólares, lo cual está representado en un 40 por ciento por las consecuencias que generan las muertes tempranas y una tercera parte en gastos por servicios médicos.

Fuente: EL TIEMPO

Share.

Comments are closed.